Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Resident Evil: Welcome to Raccoon City' homenajea el videojuego original en un cóctel de terror y nostalgia

Pedro J. García Martes 23 noviembre 2021

Después de las seis películas protagonizadas por Milla Jovovich, la saga 'Resident Evil' ya estaba pidiendo un nuevo comienzo, sobre todo ahora, en la era de los reboots, las relecturas y las secuelas tardías. Las películas dirigidas por Paul W.S. Anderson no están muy bien valoradas precisamente, pero de alguna manera obtuvieron un gran éxito en taquilla y desafiaron comercialmente al paso del tiempo, hallando su fórmula en la acción espectacular y sobre todo en la presencia de Jovovich como heroína de acción. Eso sí, había una cosa en la que todos estaban de acuerdo: les faltaba el terror del juego original.

Resident Evil

De esta manera, la saga hace borrón y cuenta nueva con 'Resident Evil: Welcome to Raccoon City', nueva entrega que sirve como reinicio en cines de la popular propiedad de Capcom y que se remonta a los orígenes para satisfacer a los fans de los juegos originales, en los que se apoya fuertemente. Dirigida por Johannes Roberts ('47 Meters Down') y con Anderson permaneciendo en la franquicia como productor, la nueva 'Resident Evil' nos lleva hasta el principio de todo y nos atrapa en Raccoon City para vivir una pesadilla nostálgica al estilo de los 90.

Viaje al ayer con rostros de hoy

'Resident Evil: Welcome to Raccoon City' es una historia de orígenes en el más puro sentido de la expresión. El film transcurre en 1998 y nos sumerge en una Raccoon City agonizante e inundada por la oscuridad, donde un mal poderoso se gesta bajo la superficie y un virus está convirtiendo a los pocos habitantes que quedan en zombies y otras criaturas aberrantes. La historia destapa los secretos de la misteriosa Spencer Mansion e indaga en el papel del gigante farmacéutico Umbrella Corporation en la epidemia que ha dejado la ciudad convertida en un peligroso y desolado erial, para arrojar luz (es un decir) sobre lo que ocurrió en aquel momento crucial en su historia.

Para ello, Roberts, que también se ocupa del guion, se fija en los dos primeros videojuegos de la saga -publicados en 1996 y 1998- y recupera a personajes clásicos como Chris y Claire Redfield, Jill Valentine, Leon S. Kennedy, Albert Wesker, el jefe Brian Irons (Donal Logue) del departamento de policía de Raccoon City, Lisa Trevor (Marina Mazepa) o el científico de Umbrella William Birkin (encarnado por uno de los actores de Hollywood con más cara de villano, Neal McDonough). El reparto principal está formado por un atractivo plantel de rostros jóvenes (Kaya Scodelario, Avan Jogia, Tom Hopper, Hannah John-Kamen, Robbie Amell), que toman el relevo para redibujar la franquicia para las nuevas generaciones.

'Resident Evil: Welcome to Raccoon City'

Claire Redfield (Scodelario) es nuestro punto de entrada y guía en 'Resident Evil: Welcome to Raccoon City'. Después de mucho tiempo alejada, Claire vuelve a su ciudad natal porque siente que algo no va bien y necesita avistar a su hermano, Chris (Amell), con quien se crió en un orfanato y del que se ha distanciado. A caballo entre pasado y presente, la película se vertebra en la relación entre estos dos hermanos que han perdido la confianza y la capacidad para comunicarse, desvelando un trauma terrorífico que los llevó a ambos a lidiar con él de formas distintas.

En 'Welcome to Raccoon City' también conocemos al equipo de policías que se unirán a Claire en la lucha contra el mal: la impredecible y guerrera Jill Valentine (John-Kamen), el imponente y algo presuntuoso Albert Wesker (Hopper) y el novato Leon S. Kennedy (Jogia). Juntos aportan la acción, pero también una nota cómica que sirve como respiro para el jugador, es decir, para el espectador. De esta manera, volviendo a los dos survivals con los que empezó todo y recuperando a los personajes que protagonizaron su primeras aventuras, 'Resident Evil: Welcome to Raccoon City' trata de trasladar la experiencia del videojuego al cine, y lo hace con bastante éxito.

Como jugar al original

Para Johannes era muy importante reproducir la sensación de los juegos de los 90, por eso la película está diseñada en todos los aspectos para proporcionar al espectador un viaje regresivo a aquella primera vez que cogimos el mando de la PlayStation y nos sumergimos en las oscuras calles y subterráneos de Raccoon City y los pasillos siniestros de la mansión Spencer, donde las criaturas más monstruosas acechaban en cada rincón. Esta vez, la visión de la película está muy clara y eso le añade bastante empaque, sobre todo en su primera hora.

El mayor acierto de 'Resident Evil: Welcome to Raccoon City' es su lograda atmósfera de terror apocalíptico. Johannes nos atrapa en la ciudad con sus protagonistas, haciéndonos partícipes de la misión, a pesar de que en esta ocasión nosotros no tenemos los controles. La película consigue recordarnos esa sensación de nerviosismo e incertidumbre que caracterizaba a los juegos y lo hace gracias a un detallado diseño de sus entornos y la escalofriante presencia de sus criaturas, que parecen directamente sacadas del universo gráfico del título de Capcom.

Robbie Amell

Todo esto hace que 'Resident Evil: Welcome to Raccoon City' suponga un golpe de nostalgia para gamers, pero afortunadamente no se pierde en la necesidad de replicar el pasado ni descansa únicamente en los guiños para fans, sino que construye una historia lo suficientemente accesible para el público general, una que sirve como película de terror independiente y a la vez inicio potencial de una nueva saga. Es decir, haber jugado a los 'Resident Evil' originales es un gran aliciente para el espectador, pero no hace falta conocerlos para introducirse en la película.

Y eso es sobre todo gracias a la aproximación de Johannes al terror clásico, el elemento más importante de la cinta. El estupendo prólogo en el orfanato de Raccoon City marca el tono con un inicio espeluznante que nos dice alto y claro que estamos ante una película de terror, una en la que se saca partido a la calificación por edades Rated-R para bañar el film de sangre y violencia estilizada. A medida que se desarrolla la trama, la acción va apoderándose de la película, pero la mayor parte del tiempo logra conservar su identidad terrorífica; al menos hasta su explosiva recta final, en la que se deja atrás la mansión y la noche infestada de monstruos de Raccoon City.

Descarrila al final

Precisamente ese precipitado tercer acto es lo que empaña la película. La decisión de culminar con un clímax espectacular (cuando salta a la vista que no hay suficiente presupuesto para ello) y la necesidad de preparar el terreno para futuras entregas hace que 'Welcome to Raccoon City' acabe perdiendo fuelle, eclipsando a los personajes -a los que había desarrollado bastante bien hasta ese momento- en favor de la mitología. Tampoco ayuda un CGI bastante irregular que provoca el efecto contrario al deseado en toda película de terror: cuando vemos bien a los monstruos, aparecen sus costuras y dejan de dar miedo.

Avan Jogia y Kaya Scodelario

Aun con todo, 'Resident Evil: Welcome to Raccoon City' triunfa en su propósito de recuperar la magia de los juegos originales, para deleite de sus fans, a los que se recompensa con mil y un guiños a su medida. El listón no estaba demasiado alto con las entregas protagonizadas por Milla Jovovich, pero aun así es destacable que la película logre superar las expectativas. Con su acertada fusión de terror, acción y nostalgia noventera, 'Welcome to Raccoon City' traslada el espíritu del survival de Capcom al cine y nos hace volver a sentir, aunque sea por un momento, aquella novedosa y adrenalínica sensación de pasar miedo jugando a un videojuego. Está lejos ser perfecta, pero no es un mal reinicio a una saga que ya no daba para más.

Nota: 6

Lo mejor: Que abrace el terror por completo, la acción y lo fiel que es a los juegos de los 90. La química del reparto. Su primera hora es notable.

Lo peor: Va de más a menos y flojea en su acto final. El CGI deja bastante que desear.

Artículos recomendados

Comentarios