Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Servant' es lo mejor que ha dirigido M. Night Shyamalan en años

Javi P. Martín Sábado 30 noviembre 2019

Me acerqué con cierto recelo a 'Servant', una de las series con las que AppleTV+ se está intentando hacer un hueco en el mercado del streaming. Soy un Shyamalaner extremista, como he demostrado varias veces (por ejemplo, en mi desmesurada y embrollada crítica de 'La visita', que recibí como la segunda llegada de Cristo), pero incluso siendo fan antes que periodista tengo que reconocer que M. Night Shyamalan tiene sus cositas. El director ya produjo una serie de televisión antes, 'Wayward Pines', cuyo primer episodio tenía algo de su espíritu pero no daba lo suficiente como para seguir viendo el resto. Y he de confesar, totalmente avergonzado, que soy de los detractores de 'Glass'.

'Servant'

Además, 'Servant' no es la serie de Shyamalan que se nos ha querido vender: él dirige dos episodios (el primero y el noveno de 10 que tendrá la primera temporada) y hace las funciones de productor ejecutivo. Pero lo cierto es que el creador y guionista de toda la serie es Tony Basgallop, que ha escrito numerosos episodios de distintas ficciones televisivas pero no cuenta con un nombre propio como creador. Por todo ello, me propuse ver 'Servant' sin expectativas, y lo que me encontré fue un delicioso thriller con premisa loca y perturbadora que ha permitido a Shyamalan soltarse la melena.

Dorothy y Sean Turner son un matrimonio acomodado de Filadelfia (la ciudad de residencia del director indio, donde ha rodado la mayoría de sus películas) que contrata a una niñera interna para cuidar a su bebé. Solo que el niño es en realidad un bebé reborn: el pequeño Jericho murió a las 13 semanas provocando una crisis en la madre, quien trata al muñeco como si fuera su propio hijo vivo. Lo curioso es que la niñera, una extraña joven de 18 años de un pueblo del interior de Estados Unidos que es muy cristiana y reza por las noches, también trata al bebé reborn como si fuera real, incluso cuando Dorothy está fuera de casa. Con una esposa enajenada, un bebé reborn y una niñera muy sospechosa, es probable que Sean, que trabaja en casa y está encerrado todo el día, acabe también como unas maracas. 'Servant' empieza como una mezcla de 'El resplandor', 'El bebé de Rosemary' y 'La mano que mece la cuna', pero lo cierto es que tras ver los primeros dos episodios (hay tres disponibles e irán llegando más cada viernes) no tengo ni idea de adónde se dirige la historia. Y eso me gusta.

'Servant'

El primer episodio tiene la marca Shyamalan en cada plano, y puede que sean los 30 minutos mejor dirigidos por él desde 'La dama en el agua' o las escenas de acción de 'El último maestro del aire'. Encuadres precisos y totalmente inesperados, decisiones incomprensibles que pretenden y consiguen descolocar al espectador, componiendo una atmósfera tan inestable como bellísima. La fotografía de Mike Gioulakis, al que Shyamalan fichó para 'Fragmentado' y 'Glass' por su trabajo en 'Está detrás de ti', es una delicia de claroscuros que te introduce en ese escalofriante caserón de eterno luto en el que ocurre toda la serie. Por su factura técnica, se nota que el director ha vuelto a trabajar con altos presupuestos, a diferencia de sus autofinanciadas 'La visita', 'Fragmentado' y 'Glass'.

Y luego está ese espíritu ridículo, con un sentido del humor algo infantil y desconectado de la realidad, que siempre ha estado latente en el cine de Shyamalan pero ha explotado desde 'La visita' (y parece haberle ayudado a reconectar con el público). 'Servant' es oscura y turbia, pero no llega a tomarse en serio a sí misma del todo en ningún momento, consciente de su delirante propuesta. La filmografía de Shyamalan está llena de interpretaciones histriónicas (Joaquin Phoenix en 'Señales', Mark Wahlberg en 'El fin de los tiempos' y todos los repartos de sus tres últimas películas), pero la de Lauren Ambrose es quizá la más exagerada y descontrolada de todas ellas. Quien la conozca como la pequeña Claire de 'Six Feet Under' se acordará de aquella cena familiar en la que la adolescente tenía un mal viaje de éxtasis: aquí Ambrose está igual de desatada, expresiva y desbocada, pero todo el rato. Y Shyamalan es consciente de lo absolutamente fascinante que resulta, grabándola en primerísimos planos que resultan ridículos y divertidos, pero también desconcertantes. Es una cabriola tonal en la que él se ha especializado.

'Servant'

Una serie de Shyamalan, muy de Shyamalan

Aunque el director de 'El sexto sentido' y 'El protegido' solo esté detrás de la cámara en dos episodios de los 10 que componen la temporada, y aunque los guiones no estén firmados por él, 'Servant' es esencialmente Shyamalaniana (o Shyamalaniense, o Shama-Lama-Ding-Dong). Él ha instruido a los demás directores de la temporada, entre los que están Daniel Sackheim ('The Americans', 'True Detective'), Lisa Brühlmann ('Blue My Mind', 'Killing Eve'), y ha fichado personalmente a todos ellos, buscándolos en distintos países y culturas. Según ha contado a IndieWire, ha sido muy estricto y exigente en su control de lo que los demás directores rodaban.

Tan encantado está con el resultado que ha llegado a decir que necesitará 30 horas, seis temporadas, para contar la historia. Hay que decir que en los dos primeros episodios la trama no parece tener tanto potencial; de hecho, el mayor lastre de 'Servant' es su lento ritmo, que parece estar alargando la historia para poder convertirla en una serie. Sin embargo, tanto Shyamalan como Apple confían en ella, porque ya hay una segunda temporada encargada. ¿Habrá un gran giro? O más probablemente, varios.

'Servant' ya tiene tres episodios disponibles en AppleTV+, y cada viernes habrá uno nuevo. El reparto está compuesto por Lauren Ambrose, Toby Kebbell, Rupert Grint y Nell Tiger Free.

Artículos recomendados

Comentarios