Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Muere Kirk Douglas, leyenda del Hollywood clásico, a los 103 años

Miguel Ángel Pizarro Jueves 06 febrero 2020

Kirk Douglas, una de las últimas leyendas del Hollywood clásico que quedaba con vida, ha muerto a los 103 años de edad. Tras su debut en el cine con 'El extraño amor de Martha Ivers' (1946), su carrera no paró de ascender hasta convertirse en uno de los grandes mitos de la Meca del Cine. Entre sus trabajos más memorables hay títulos que son imprescindibles para la historia del cine como 'El gran carnaval' (1951), 'El zoo de cristal' (1950), 'Sed de vivir' (1956), 'Senderos de gloria' (1957) y 'Espartaco' (1960).

Kirk Douglas

Su muerte se ha producido este miércoles 5 de febrero por causas naturales. Su salud había decaído en los últimos años, la última vez que se le vio fue en abril de 2019 cuando hizo una "acampada" con uno de su nieto en el patio trasera de su domicilio. En 1996, Douglas sufrió un derrame cerebral, del que se recuperó al completo, al no perder la mayoría de sus facultades.

"Con gran pesar, mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos ha dejado hoy a las edad de 103 años. Para el mundo, él era una leyenda, un actor de la edad de oro de las películas, que vivió bien su vida. Pero en sus años dorados también tuvo un compromiso humanitario con la justicia y con las causas en las que creía, que establecieron unos estándares a los que todos aspiramos", declaró en un comunicado de prensa su hijo, el famoso actor Michael Douglas, que publicó la revista People.

Kirk Douglas

"Para mí, para mis hermanos Joel y Peter, él solo era un padre, para Catherine [Zeta-Jones] era un suegro maravilloso, para sus nietos y bisnietos, un entregado abuelo, para su esposa Anne, un marido encantador", añadió el actor de 'Acoso' (1994) y 'Ant-Man: El hombre hormiga' (2015).

Inicios en Broadway

Kirk Douglas nació el 9 de diciembre de 1916, en Ámsterdam, Nueva York, con el nombre Issur Danielovitch Demsky. Graduado por la Universidad de St. Lawrence, obtuvo una beca para estudiar en la Academia Norteamericana de Arte Dramático de Nueva York, donde permaneció hasta 1939, fue en dicha institución donde trabó amistad con Lauren Bacall, quien sería uno de sus mentores en la interpretación.

Kirk Douglas

Tras aparecer en producciones menores de Broadway a inicios de los años 40, Douglas se alistó en la Marina estadounidense. Después de cumplir con su servicio militar regresó a la escena neoyorkina. Fue Bacall la que le ayudó a entrar en el mundo del cine, al recomendarle a Hal B. Wallis, productor de Paramount Pictures, logrando protagonizar la ya citada 'El extraño amor de Martha Ivers'. Tras esta primera aparición, Wallis cedió los derechos de Douglas a RKO, protagonizando 'Retorno al pasado' (1947) y 'A Electra le sienta bien el luto' (1947).

Un año después pasó a Fox, estrenando 'Murallas humanas' (1948) y trabajando bajo las órdenes de Joseph L. Mankiewicz en 'Carta a tres esposas' (1949), que obtuvo dos premios Oscar (a la mejor dirección y al mejor guion). Fue con 'El ídolo de barro' (1949), dirigida por Mark Robson el papel con el que obtuvo el reconocimiento de la crítica y el público. Su papel de boxeador le valió su primera nominación al Oscar. Con William Wyler protagonizó 'Brigada 21' (1951) y 'El gran carnaval' (1951), una ácida crítica al periodismo sensacionalista.

Asentamiento como estrella en Hollywood

En 1953 volvió a estar nominado al Oscar por 'Cautivos del mal' (1952), dirigida por Vincente Minnelli. Un año después apareció en '20.000 leguas de viaje submarino' (1954), un largometraje producido por Disney que se convirtió en un notable éxito de taquilla. Trabajó con King Vidor en 'La pradera sin ley' (1955) y de nuevo con Minnelli en 'Sed de vivir' (1956), interpretando a Vincent Van Gogh, papel por el que obtuvo su tercera y última candidatura al Oscar.

Kirk Douglas

En 1955, Douglas decidió fundar su propia productora, Bryan, consiguiendo producir su primer filme ese mismo año, 'Pacto de honor', dirigido por André De Toth. En 1957 apareció en 'Duelo de titanes', de John Sturges, compartiendo cartel con Burt Lancaster. Fue amigo íntimo de Lancaster, llegando a trabajar con él en siete proyectos cinematográficos.

Gracias a su labor como productor, ayudó a financiar 'Senderos de gloria' (1957), después de que Stanley Kubrick le ofreciese el papel protagonista. Un año después, con Bryna produjo 'Los vikingos' (1958), que también protagonizó. Dado el éxito del wéstern de Sturges, Wallis de Paramount le ofreció protagonizar otro proyecto similar, 'El último tren de Gun Hill' (1959).

'Espartaco', su gran película

En 1960 llegó su proyecto más ambicioso, 'Espartaco'. De la mano de Kubrick, Douglas logró contratar a Dalton Trumbo (en la lista negra de Hollywood debido al macartismo) para escribir el guion y que apareciese en los créditos. Tras este reconocido filme, el actor siguió participando en producciones muy reconocidas como 'Ciudad sin piedad' (1961), 'El último atardecer' (1961), 'Los valientes andan solos' (1962), 'Siete días de mayo' (1964), 'Primera victoria' (1965), '¿Arde París?' (1966), 'El compromiso' (1969) o 'El día de los tramposos' (1970).

Kirk Douglas

Entre los años 70 y 80, la carrera de Douglas comenzó a ser más discreta, apareciendo en producciones menores como 'Pata de palo' (1973), 'La tercera víctima' (1974), 'Holocaust 2000' (1977) o 'Una familia de locos' (1980). Su última aparición en pantalla fue en 'Los asesinatos del Empire State (2008). Entre los cineastas con los que ha trabajado destacan los ya nombrados Mankiewicz, Minnelli, Wyler, Vidor, Sturges, Kubrick y Robson, junto con Jacques Tourneur, Michael Curtiz, Raoul Walsh, Billy Wilder, Richard Fleischer, John Huston, John Frankenheimer, Otto Preminger, Anthony Mann, René Clement, Elia Kazan y Brian De Palma, entre otros.

En 1996 recibió el Oscar honorífico, anteriormente había sido reconocido con la medalla presidencial de la libertad en 1981, obtuvo la Legión de Honor de Francia en 1990. En 2010 recibió un Oso de Oro honorífico en el Festival de Berlín. De profesión también escritor, entre sus libros más conocidos están varias de sus memorias, como 'El hijo del trapero' (1988) o 'Yo soy Espartaco' (2012), en el que narraba cómo contribuyó a luchar contra las listas negras en Hollywood.

Artículos recomendados

Películas relacionadas

Comentarios