'Shameless': Un director pidió a Emmy Rossum que fuera a un casting en bikini

Patricia Cano Viernes 16 junio 2017

La producción de la octava temporada de 'Shameless' estuvo pendiendo de un hilo debido a las quejas de la actriz Emmy Rossum, pues exigía un aumento de sueldo debido a la desigualdad salarial entre el reparto de la serie. Durante las siete temporadas la actriz había estado cobrando mucho menos que su compañero de reparto William H. Macy, a pesar de que su personaje tuviera muchísimo más peso e incluso hubiera dirigido el cuarto episodio de la última temporada. Apoyada por sus compañeros y sopesando la idea de abandonar, Showtime aprobó su merecido aumento de sueldo.

Shameless temporada 7

Desde entonces Rossum se ha convertido en todo un referente feminista por su gran paso en contra de la brecha salarial. Pero por si esto fuera poco, los dramas que vive la hermana mayor de los Gallagher fuera de la ficción están a la altura de un capítulo de 'Shameless'. Y es que recientemente, en una mesa redonda sobre la lucha de la mujer en las series para The Hollywood Reporter, la actriz ha compartido una experiencia sobre uno de sus castings. "[...] en una fecha tan reciente como hace un año, mi agente me llamó y me dijo: «Estoy muy avergonzado por hacerte esta llamada, pero hay una gran película y te la han ofrecido a ti. Les encanta tu trabajo en la serie. Pero el director quiere que vayas a su oficina en bikini. No hay audición. Eso sería todo lo que tienes que hacer»".

Advirtió que el director lo único que quería comprobar es si ella era gorda en ese momento y él junto con los productores le dijeron: "Realmente nos gusta tu trabajo, pero lo único que queremos ver es el grado de tensión en tu culo". Obviando el grado de sexismo y gordofobia al que se enfrentó Rossum, quiso darle el beneficio de la duda al director (del que no aportó su nombre) pidiéndole ver el guión por si la escena estaba justificada."No había ninguna escena con bikini en la película" recalcó finalmente.

El resto de compañeras que la acompañaban: Issa Rae ('Insecure'), Pamela Adlon ('Better Things'), America Ferrera ('Superstore'), Kathryn Hahn ('I love Dick') y Minnie Driver ('Speechless'), la apoyaron y compartieron otros casos denigrantes que habían experimentado, dejando claro que lo explicado por Rossum no es un caso aislado y forma parte, por desgracia, del día a día en la industria.

Su opinión sobre los desnudos

En la mesa redonda de THR trataron el tema de los desnudos masculinos en 'Insecure', una serie que pretende no hipersexualizar a la mujer y en cambio mostrar un poco más el cuerpo de los hombres. Y la actriz quiso dar su opinión al respecto: "Yo creo que debería haber la misma igualdad de oportunidades. Pero lo único realmente importante es que no haya ningún desnudo si no existe propósito para ello. Para mí, está bien estar desnuda si así lo quieres, pero con una razón, si se aplica a la historia. Si eso sirve para el personaje".

7 razones por las que engancharte a 'Shameless (US)'

1 Frank Gallagher
Frank Gallagher

Un maravilloso William H. Macy da vida a la figura paterna más desastrosa de la historia de la televisión. Frank Gallagher no puede pasar ni siquiera la mañana sin su pinta y su chupito de JB, su lugar favorito en el mundo es El Alibi, bar de perdedores del barrio, y si le mencionas a sus hijos no se acuerda de todos sus nombres. Borracho y egoísta, no le importa mentir, estafar al gobierno, apostarse un hijo, vender su cuerpo, transportar droga o aprovecharse de moribundos con tal de conseguir dinero o bebida.

Frank aporta los momentos más divertidos de cada capítulo así como los discursos más memorables, y H. Macy es capaz de reflejar de manera tan formidable ese desastroso y alcoholizado existir que a menudo nos olvidamos de que estamos viendo una ficción televisiva y pensamos que estamos sentados junto a un pobre borracho que no para de gritar ¡"otro whiskey doble"!

2 El continuo fluir de problemas y sorpresas
El continuo fluir de problemas y sorpresas

En Shameless todo es posible, todo. Desde el capítulo uno se van sucediendo momentos tan extravagantes y políticamente incorrectos que, si bien al principio nos dejan con la boca abierta, nos hacen reír y cabecear con el paso de las temporadas según vemos crecer a esta familia.

Los embarazos adolescentes, el fetichismo anal de una agorafóbica, la prostitución con moribundos, los triángulos sexuales con madres e hijas, los trasplantes de órganos ilegales, los bebés asiáticos con síndrome de Down, los tiroteos caseros, el cáncer o fisura ósea como chantaje y los encarcelamientos de menores son solo algunas de las cosas que podemos encontrar en esta dramedia, capaz de mantener el ritmo y el interés del espectador prácticamente en cada segundo.

3 La relación entre los hermanos
La relación entre los hermanos

Fiona (Emmy Rossum), responsable de cinco chicos a la fuerza y amante del caos; Lip (Jeremy Allen White), inteligente y hábil conquistador; Ian (Cameron Monaghan), sensible y víctima de su condición sexual y mental; Debbie (Emma Kenney), adolescente sobre-hormonal demasiado adelantada para su edad; Carl (Ethan Kutkosky), delincuente amante de la violencia, y el pequeño Liam, que seguro que pronto empieza a liarla.

Todos ellos forman un tandem maravilloso, un sexteto que unas veces funciona y otras no, pero que siempre consigue reencontrarse a sí mismo. Crecer solos no es nada fácil, hubo y habrá muchos problemas entre ellos, pero, como ellos siempre dicen, "Un Gallagher es un Gallagher". Por la familia, todo.

4 Los maravillosos vecinos
Los maravillosos vecinos

'Shameless (US)' no sería lo mismo sin Kevin (Steve Howey) y Verónica (Shanola Hampton), los vecinos divertidos y ocurrentes que siempre están al pie del cañón para echar una mano (o ayudar a cagarla más) con lo que sea. La enamoradísima y cañera pareja interracial ha tenido sus idas y venidas durante toda la serie, pero siempre ha sido un apoyo principal para la familia protagonista.

Es más, son muchas las veces en las que sus subtramas salvan capítulos. Su humor, su desapego, su estilo de vida, el que aparezcan terceras personas, el 'holy shit!' de Kevin que ya es un hito, sus mutuos esfuerzos por no liarla que nunca dan su fruto... La cosa se enreda más cuando entra en escena Svetlana (Isidora Goresther), una prostituta rusa que deja perplejos a todos con su ruda inteligencia superior.

5 Lo agridulce de sus capítulos
Lo agridulce de sus capítulos

En 'Shameless (US)' se pasa mal. Y nosotros lo pasamos mal. Cuántas veces habremos visto a la bella Fiona llorar, maravillosamente interpretada por Rossum. De impotencia, rabia, desamor, amor, dolor. Sus hermanos no se quedan atrás, para ninguno de ellos la vida es fácil, y ese dolor suyo traspasa la pantalla y llega de forma muy limpia al espectador. Incluso Frank, cuando le toca, sufre.

Sin embargo, la serie también tiene su cara totalmente opuesta. Son muchos los giros divertidos y ocurrentes los que los guionistas introducen para, en el momento justo, arrancarnos una sonrisa o una carcajada, aunque justo un minuto antes estuviéramos lamentándonos. Al final, aunque haya mucha desgracia, los Gallaghers siempre acaban sonriendo. Como la vida misma.

6 Su cultura y adoctrinamiento
Su cultura y adoctrinamiento

Puede parecer paradójico, pero en medio de ese caos, desorden e incorrección que es 'Shameless (US)', se encuentra toda una enseñanza que, como buen producto cultural que es la serie, el espectador puede integrar e incorporar a su día día. No bromeo. ¿Qué otra cosa más que la amistad, el amor fraternal, la lealtad, la lucha, la superación y el creer en uno mismo nos enseña esta ficción?

Sí, también nos enseña cómo no hay que cagarla. Los efectos de las drogas duras, los embarazos a destiempo, la violencia y todas las locuras que hemos podido presenciar a lo largo de seis temporadas no son nada recomendables, pero nos han servido para observar la realidad de muchas personas en todo el mundo. Una vez hemos conocido todo esto, quizás en algún momento estemos a tiempo antes de tomar una decisión.

7 Su estilo "Boyhoodiano"
Su estilo

'Shameless (US)' comenzó a rodarse en 2010, y es increíble lo que han crecido sus protagonistas (especialmente los más pequeños) desde entonces. El que una serie sea tan larga y rodada a tiempo real, sumado a que sus protagonistas sean niños que van creciendo, recuerda a 'Boyhood', esa película rodada en 12 años con los mismos actores que cambió las reglas de la cinematografía. Le cojas más o menos cariño a un personaje, es imposible desear que lo interprete otro actor (esperemos que no pase).

Hemos seguido de cerca la vida de cada Gallagher: su primera vez en el instituto o universidad, su primera relación sexual, su primer amor, su primer trabajo, su primer contacto con las drogas, sus primeras dudas y frustraciones, su primera pelea... De alguno, hasta su primer paso o palabra. Además, parece que tenemos Gallaghers para rato, ya que son 11 las temporadas que tuvo su predecesora británica. Si aún nos quedan cuatro años de esta maravilla de serie, ¡disfrutemos de ello!

Te puede interesar

Comentarios